Un agente de la Policía Nacional de Colombia rescató a un perro en la zona de las avalanchas en ese país y se ha convertido en un ejemplo de esperanza y solidaridad.

Jeisson Amaya estaba realizando su trabajo por la orilla de un desfiladero, cuando vio cómo el pequeño animal luchaba contra la corriente de agua que lo arrastraba.

El perro no podía salir por el barro y los escombros que arrastraban la corriente los cuales casi lo matan.

Tras varios intentos Amaya y otros compañeros lograron sacarlo y le dieron primeros auxilios para lograr estabilizarlo.

El perro ahora tiene un buen estado de salud, lleva el nombre de Príncipe y no se aparta de su rescatista.

Aún siguen los esfuerzos por ayudar a los damnificados que han resultado de las avalanchas en Salgar, pero este tipo de caso hacen que los locales se llenen de esperanza y busquen la manera de seguir adelante, informó el canal estadounidense "CNN".