Los residentes de la ciudad china de Tianjín están demandando una compensación por parte del gobierno como consecuencia de las explosiones que se produjeron en un almacén de productos químicos el pasado 12 de agosto y que ha afectado a, al menos, unos 17 mil hogares. Una serie de protestas se llevaron a cabo el lunes, mientras la gente se niega a volver a sus hogares incluso después de que hayan salido ilesas. En el área, monitoreos en el agua ha dado como resultado altos niveles de cianuro de sodio, un químico que en caso de ser inhalado o ingerido puede ser fatal. Nuestro medio habló con Fahim Masoud, analista de asuntos internacionales de la “Internacional Policy Digest”, quien analizó la noticia.

¿Por qué las autoridades son reacias a compensar a los residentes locales afectados?
- El incidente en Tianjín es una tragedia que tendrá grandes ramificaciones para el gobierno de China. China no quiere pagar compensaciones porque le temen a la teoría del efecto dominó. ¿Cuántas otras grandes empresas pueden verse afectadas por un evento similar en el futuro? Esto significaría una gran compensación, y China no quiere estar pagando por accidentes que costarán vidas y millones en daños.

¿Crees que las protestas de la gente llevarán la situación hacia algún lado?
- Sí, los van a llevar a algún tipo de respuestas. El gobierno chino se verá obligado a responder. Mientras las autoridades sean tan esquivas, no podremos ver a qué tipo de acuerdo podrían llegar los familiares de las víctimas con el gobierno chino.

¿Son seguras las protestas públicas en China?
- China no es un gobierno seguro. Es extremadamente inseguro y le teme mucho a cualquier ruido echo por cualquier grupo en China. Los problemas chinos van a salir a la luz en el futuro, por lo que en cierta forma estas protestas van a crecer en tamaño, un fenómeno que podría traer consecuencias devastadoras para el gobierno chino.

¿Se pueden construir almacenes de productos químicos de forma segura, cerca de zonas residenciales?
- Esa es una decisión que debe hacer el pueblo chino. Pero el gobierno es responsable por la seguridad pública y debe hacer de esta una prioridad. Si es que estos almacenes se están volviendo una amenaza para el pueblo, el gobierno debe hacer todo lo posible por abolirlos.

¿Qué hay con la posibilidad de que haya contaminación por el cianuro?
- Esa es una tremenda amenaza. Las cosas no están yendo bien en China porque el país carece de transparencia. Todos quieren parar un edificio sin pensar en la responsabilidad en términos de seguridad que esto requiere. En última instancia, es la gente de Chine la que debe decidir qué es bueno para ellos y qué no, y tener un gobierno que actúe en concordancia con esos términos.