Representantes de diversas de Organizaciones no gubernamentales (ONG) así como de Amnistía Internacional presentaron ante el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, documentación que evidencia la práctica "común" de tratos crueles por parte de funcionarios venezolanos.

En una sesión realizada en Ginebra, Jens Modvig, relator del informe, detalló las denuncias:
“Durante los disturbios de febrero hubo más de tres mil detenciones, (...) éstas personas fueron desnudadas, amenazadas de violación, no se les permitió tener acceso a un médico ni a un abogado, ni contactar con su familia, y otras alegaciones de tortura. ¿Qué salvaguardas se aplicaron para prevenir la tortura?", señaló.

Según informa el sitio www.voanoticias.com, el viceministro de Política Interior y Seguridad Ciudadana, José Vicente Rangel Ávalos, aseguró que la “Revolución Bolivariana es garante absoluta del disfrute de los derechos humanos de todas y todos".

Las acusaciones también tocaron el proceso judicial del opositor Leopoldo López, y el retraso en el ejercicio de justicia sobre 53 mil procesados que esperan decisión de un tribunal.

Por su parte, el periódico El Mundo señaló que es la primera vez, en 10 años, que Venezuela comparecerá ante el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas y que tendrá que responder por dichas acusaciones.

Este viernes, 7 de noviembre, el país dirigido por Nicolás Maduro, tendrá derecho a réplica durante la sesión para rebatir todas las denuncias formuladas por las ONG.