La molestia y angustia que viven los venezolanos por conseguir productos de primera necesidad ha comenzado a generar un aumento en los intentos de saqueo en el país.

Debido a la situación actual que se vive en Venezuela, los protestantes incendiaron una alcaldía en la localidad de Sinamaica, al noreste del país. Del lugar sacaron cuadros de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y los quemaron.

Según información del periódico venezolano “El Nacional” los locales viven en condiciones deplorables y han pasado distintos días sin energía eléctrica, lo que ha ocasionado más molestias.

Estos nuevos disturbios han sido la continuación de otros que han avivado las críticas sobre la crisis económica que vive el país.

Hasta el momento, las autoridades venezolanas no han dado ninguna declaración al respecto.