La Policía está investigando un aparente acto de vandalismo contra la tumba de Hugh Rodham, padre de la candidata a la presidencia estadounidense Hillary Clinton. El sepulcro se encuentra en el cementerio de Washburn Street en la localidad de Scranton, al noreste de Pensilvania.

La lápida fue derribada, hecho que fue descubierto el lunes 13 de abril. El cementerio realizó la reaparación inmediatamente.

Este suceso ha levantado sospechas entre los investigadores, ya que los supuestos actos vandálicos coincidieron con el anuncio oficial de la candidatura de Hillary Clinton.

Carl Graziano, jefe de la policía de Scranton, ha asegurado que el caso es aparentemente un acto vandálico. “No sé como se podría haber caído esa lápida”, indicó.

Graziano ha informado que un hombre fue expulsado del cementerio este lunes para ser sometido a una evaluación de su salud mental, pero las autoridades no han podido trazar ningún vínculo entre esta persona y los desperfectos en el sepulcro, informó el periódico estadounidense "Scranton Times Tribune."