El 28 de diciembre de 2013, Emile -de un año de edad- falleció después de presentar fiebre, vómito y sangrado. Diversos expertos aseguran que ella fue la primera víctima del más reciente brote del virus de Ébola, mismo que ha infectado a más de 22 mil personas, cobrando la vida de ocho mil 810 de ocho países.

El día de hoy comenzaron las primeras ensayos a gran escala de dos vacunas en contra del virus. Los científicos pretenden inmunizar a 30 mil voluntarios, incluidos los trabajadores de salud de primera línea, según información de BBC.

Sin embargo, la normalización de la vida cotidiana después del brote más letal en la historia del virus, podría provocar problemas con esta vacuna. "Al no tener el suficiente número de pacientes para obtener resultados, no es viable continuar con los experimentos", comentó la doctora Michelle Berrey, directora ejecutiva de Chimerix, uno de los laboratorios fabricantes; de acuerdo a información de The New York Times.