El gobierno de Brasil planea utilizar drones como una medida para luchar contra la esclavitud laboral en distintas zonas rurales del país.

El Ministerio de Trabajo brasileño confirmó que a partir de este mes las autoridades utilizarán drones en el estado de Río de Janeiro para descubrir y vigilar fincas que empleen a trabajadores en condiciones de esclavitud.

Debido a que el uso de los dispositivos aún no está regulado en el país, sus vuelos serán a 70 metros de altura con una distancia de dos kilómetros y una duración aproximada de 20 minutos.

Asimismo, los drones estarán equipados con una cámara de alta definición y serán controlados por siete auditores fiscales.

Según datos del Ministerio de Trabajo en los últimos años, el gobierno brasileño liberó a 50 mil personas que laboraban bajo condiciones de esclavitud.

Igualmente, Renato Bignami, excordinador del programa de erradicación de la esclavitud laboral en Sao Paulo, declaró que los drones serán de gran ayuda, ya que pueden visualizar sigilosamente lugares y víctimas que los auditores no podrían, informó el periódico español "El Mundo".