El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles la prohibición de donar sangre a los hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres.

Este organismo avala que el gobierno de Estados miembros como Francia, excluyan a los homosexuales de la donación de sangre, principalmente si la persona donante (un hombre) mantuvo relaciones sexuales con otros hombres, por el riesgo que presenta de contraer infecciones importantes como el VIH.

La sentencia responde a una cuestión prejudicial presentada por el tribunal administrativo de Estrasburgo (Francia), el cual tiene a su cargo el caso de un ciudadano francés al que no se le permitió donar sangre por relacionarse sexualmente con alguien de su mismo género.

Consciente del alcance de una decisión así, el tribunal con sede en Luxemburgo insta al tribunal francés y a cualquier otro que examine una demanda de este tipo, decida si las leyes de ese país son proporcionales para garantizar un alto nivel de protección a la salud de los receptores de donaciones, así como una evidencia científica para justificar la prohibición, según informes del periódico El País.