Una mujer estadounidense fue condenada en Florida, luego de que asaltara tres bancos en mayo, con el objetivo de poder pagar la fiesta de graduación de su hija.

Cindy Sánchez Carabeo, de 50 años, se declaró culpable de robo durante su juicio. Sánchez Carabeo explicó al juez que los atracos fueron para pagar la fiesta de graduación y el alquiler. Después de sus confesiones, la residente de Brandon, Florida , recibió una condena de 20 años en prisión.

La policía la arrestó luego de que robara seis mil dólares en total de tres bancos, un BB&T, un Wells Fargo y un Banco de Crédito de Florida, en menos de 45 minutos.

De acuerdo con información del periódico estadounidense “The Tampa Bay Times”, en los tres robos los cajeros fueron amenazados con notas. "En caso de no hacer lo que yo digo no voy a dudar en disparar", era la frase que Sánchez le entregaba a los empleados bancarios.