Las autoridades estadounidenses expresaron su sospecha de que una bomba fue la causa real de la caída de un avión ruso en Egipto la semana pasada.

Toda la evidencia indica que se trata de un acto terrorista. De acuerdo con "CNN", un alto funcionario de la seguridad del Pentágono dijo que era "un 99,9% seguro", mientras que otro indicó que solo era "probable".

Por su parte, el presidente Barack Obama declaró el pasado 5 de noviembre que no había "una posibilidad" que fuera una bomba la responsable del trágico final del vuelo de Metrojet 9268 que mató a 224 personas a bordo.

En la galería de fotos les presentamos cómo se vivió este lamentable accidente aéreo.