El Capitolio nacional de Estados Unidos fue cerrado el día de hoy, luego de que se registraran disparos cerca del lugar.

Por fortuna, el presunto atacante fue "neutralizado", según informó el teniente Kimberly Schneider.

Sin embargo el edificio fue cerrado como medida de precaución.

Más tarde se abrió el Frente Oriental, pero la fachada oeste se mantuvo cerrado, en lo que se investigaba un paquete sospechoso relacionado.

"El Capitolio ha sido cerrado debido a una potencial amenaza de seguridad. Nadie puede entrar o salir", dijo la portavoz de la policía del Capitolio Schneider en un comunicado, informó el periódico estadounidense The Washington Post.