Un hombre armado mató el jueves a una mujer con un cuchillo tras irrumpir en una residencia para religiosos jubilados en el sur de Francia, informó la prefectura, que calificó el incidente como un "acto criminal".

Según fuentes cercanas a la investigación, un hombre armado se introdujo el jueves por la tarde en la residencia y mató a una mujer con un arma blanca.

La policía buscaba todavía al hombre dentro del establecimiento en Montferrier-sur-Lez, cerca de Montpellier, donde residen unos 70 hombres y mujeres que han sido misioneros en África.

El portavoz de la diócesis de Wayne Bodkin indicó que el establecimiento golpeado se llama "Les Chênes verts" (Los robles verdes) y que en el vivían religiosos que habían trabajado en África.

El alcalde de Montferrier-sur-Lez, Michel Fraysse, dijo a la AFP que en el lugar vivían 60 exmisioneros que estuvieron destinados en países africanos, además de seis o siete laicos y seis o siete monjas.