Un presunto ladrón logró escapar de las autoridades en Florida, Estados Unidos pero no de un cocodrilo de tres metros (11 pies).

Las autoridades encontraron el cuerpo de Matthew Riggins en el lago Barefoot Bay y según explicaron se ahogó como consecuencia de un ataque de un reptil.

De acuerdo con los investigadores, Riggins se puesto en contacto con su novia el 13 de noviembre para contarle que había robado en algunas propiedades por lo que la policía lo estaba siguiendo pero que había encontrado un lugar donde esconderse.

Luego de su escape, el ladrón de 22 años fue reportado como desaparecido debido a que nunca regresó a su casa.

Diez días después la policía encontró su cuerpo en el lago. Al intentar sacarlo se encontraron con el reptil, tras sacrificarlo partes del cuerpo de Riggis se encontraron dentro del cocodrilo, informó "News 9".