Fuerzas militares realizan operativos en La Habana para cumplir la orden del presidente Raúl Castro de mantener a Cuba como un territorio libre del virus del Zika.

"Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) nos están dando el apoyo (...) para lograr esta actividad de prevención del dengue, el chikungunya y el zika", declaró el médico Abel Fernández, director de una policlínica en 10 de Octubre, a la AFP, mientras recorría la zona donde trabajaban los uniformados.

El martes, el mandatario cubano autorizó la movilización de 9 mil soldados de las FAR para apoyar la campaña contra el mosquito Aedes aegypti, y prevenir la entrada y propagación del zika, que afecta a más de 20 países en Latinoamérica.

La cruzada, que puede extenderse por dos meses, se suma a los rigurosos controles ya establecidos en puertos y aeropuertos de la isla, así como a las pesquisas de síntomas febriles en la población, principalmente en embarazadas.

Recientemente, el ministro cubano de Salud de Cuba, Roberto Morales, dijo que, aunque no se ha registrado ningún caso de zika en la isla, en 55 de sus 168 municipios existe "una alta infestación del género aedes, especialmente del aegypti y el albopictus", ambos transmisores del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el brote de zika podría dejar entre 3 y 4 millones de infectados en el continente americano.