El Gobierno de Estados Unidos hizo un llamado a Corea del Norte para liberar al estudiante estadounidense Otto Warmbier, condenado a 15 años de trabajos forzados por actividades subversivas en ese país.

Alentamos firmemente al gobierno norcoreano a perdonarlo (...) y liberarlo inmediatamente", declaró Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca.

"Es cada vez mas claro que el gobierno norcoreano utiliza a los ciudadanos estadounidenses como rehenes, con motivaciones puramente políticas" agregó.

La agencia estatal KCNA indicó que la condena contra Warmbier, un estudiante de 21 años de la Universidad de Virginia, fue pronunciada por el Tribunal Supremo norcoreano.

El joven fue detenido en enero, cuando se iba a marchar del país. Más tarde confesó que había robado un estandarte con un lema político en una zona reservada al personal del hotel de Pyongyang donde estuvo alojado en el marco de un viaje organizado.