Decenas de miles de personas fueron evacuadas el jueves en Haifa, Israel, debido a los enormes incendios forestales que azotan el país desde hace tres días. La causa, según sospechan las autoridades, podría tener tintes políticos.

Barrios enteros de la ciudad costera, envuelta en una espesa humareda, escuelas, una universidad y prisiones fueron evacuados. Los servicios de rescate dieron cuenta de 95 hospitalizaciones en todo el país, de las cuales 65 fueron en Haifa.

"En total, hemos tenido que evacuar a 60 mil personas; algo sin precedentes en Haifa", dijo Yona Yahav, alcalde de la ciudad.

AFP

Foto:

Yael Hame, vecina del barrio de Romema, uno de los más afectados, contó que el humo la obligó a dejar su casa, de la que salió con todos sus efectos personales para irse con su familia fuera de la ciudad.

"Toda la calle de delante de mi casa estaba bloqueada por los coches. Las llamas superaban las torres de 20 pisos. Era espantoso y, con el humo, no veíamos nada", contó.

Algunos residentes cargaron sus cosas en carritos de supermercado para huir del lugar mientras que decenas de bomberos, policías y socorristas trabajan en las calles, ayudados de numerosos voluntarios.

AFP

Foto:

Se localizaron varios focos en Haifa, lo que reforzaba la hipótesis de que algunos fuegos fueron intencionados. Se registraron otros incendios en los alrededores de Jerusalén y también en Talmon, una colonia israelí de Cisjordania.

"Nos enfrentamos a un terrorismo del incendio intencionado", dijo el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, quien también informó sobre varios arrestos, aunque no profundizó en detalles.

Por el momento no se tiene reportes de víctimas mortales.