El país africano Túnez, se ha declarado en estado de emergencia, después del ataque a la ciudad de Susa, donde 38 turistas fueron asesinados.

Así lo ha indicado mediante un comunicado la oficina del presidente, Beji Caid Essebsi. En estado de emergencia se limitan las reuniones públicas y las fuerzas de seguridad adquieren más autoridad.

Debido al ataque vivido el 26 de junio, las autoridades habían reforzado sus medidas de seguridad en los sitios donde se encuentra mayor numero de turistas, como los hoteles y playas.

Las personas murieron debido a que un hombre armado abrió fuego contra ellos en la playa de un hotel. Las autoridades llegaron al lugar y le dispararon hasta que murió, sin embargo, han sido criticadas debido a que respondieron tarde.

Según las autoridades el atacante, identificado como Seifeddine Rezgui, era un estudiante que al parecer fue entrenado con el grupo Ansar al-Sharia, aunque el Estado Islámico dijo formar parte del asunto.

Analistas dicen que Túnez ha comenzado a sufrir debido a la situación que se vive en Libia y por los tunecinos que participan en la guerra.

En 2011 fue la última vez que Túnez declaró el estado de emergencia, cuando se derrocó al presidente Zine al-Abidine Ben Ali y se levantó en 2014.