Donald Trump y Hillary Clinton lograron este martes esperadas victorias en las primarias de sus respectivos partidos Republicano y Demócrata en el estado de Arizona, consolidando su ventaja en la carrera hacia la Casa Blanca.

El magnate inmobiliario derrotó fácilmente a su principal rival, el senador ultraconservador Ted Cruz, obteniendo todos los 58 delegados en liza en ese estado fronterizo con México.

"(Obtuve) una victoria mayor a la anticipada en Arizona, gracias, nunca lo olvidaré", escribió Trump en Twitter.

Con más de la mitad de los votos contabilizados, Trump obtenía 46%, contra 21% de Cruz. El tercer aspirante republicano aún de pie, el gobernador de Ohio, John Kasich, quedaba detrás con 10%, incluso superado por Marco Rubio, el senador de origen cubano que suspendió su candidatura la semana pasada.

Trump, que ha hecho de su promesa de construir un muro en la frontera con México y deportar a los 11 millones de indocumentados el centro de su campaña, era el favorito en este estado del suroeste estadounidense donde el debate sobre la inmigración clandestina es crucial.

Con estos resultados, Trump alcanza los 741 delegados frente a 421 de Cruz y 145 de Kasich, según "CNN". Se requieren 1.237 delegados para obtener la nominación republicana.

De su lado, Clinton casi duplicó la votación de Bernie Sanders, el reacio senador que se mantiene en la campaña a pesar de la enorme ventaja de la exsecretaria de Estado. Pero el reparto de delegados demócratas será proporcional al voto.

"Estoy muy orgullosa de haber ganado Arizona", dijo Clinton ante sus seguidores en Seattle, en el estado de Washington (noroeste).

Con el 71% de los votos contados, la exprimera dama lograba 61% frente a 37% de Sanders.