El presidente electo de EEUU, Donald Trump, reaccionó este sábado en la red social Twitter con un escueto mensaje de cuatro palabras: "¡Fidel Castro ha muerto!", en referencia al fallecimiento del líder cubano de 90 años.

Durante la campaña electoral, Trump había prometido anular el acercamiento iniciado en 2014 entre Washington y La Habana, y que el año pasado permitió la reapertura de las respectivas embajadas después de medio siglo de ruptura.

"Todas esas concesiones que Obama ha dado al régimen de Castro fueron hechas vía decretos, lo que quiere decir que el próximo presidente puede revertirlas, y yo lo haré a menos que el régimen de los Castro atienda a nuestras exigencias", había dicho Trump en septiembre.

Entre esas exigencias, mencionó "la libertad religiosa para los cubanos y la liberación de prisioneros políticos".

En tanto, el presidente de la Comisión de Exteriores de la Cámara de Representantes, el republicano Ed Royce, emitió una nota oficial donde afirmó que "nadie debería gobernar por tanto tiempo como lo hizo Fidel Castro".

A su vez, el senador ultraconservador Ted Cruz (hijo de padre cubano), también utilizó la red Twitter para mencionar que "la muerte de Fidel Castro no devuelve la vida a sus víctimas, ni puede traer confort a sus familias".

La legisladora republicana Ileana Ros, nacida en Cuba, recurrió también a Twitter, donde apuntó que el fallecimiento del viejo revolucionario "abre una esperanza de nuevo futuro para Cuba".