Donald Trump afirmó este martes que el político antieuropeo Nigel Farage "haría un gran trabajo" como embajador británico en Estados Unidos, en la última intervención del presidente electo estadounidense que se salta las costumbres diplomáticas.

La decisión de quién representa a Reino Unido en Washington es un asunto del gobierno británico, pero ello no ha impedido que el futuro mandatario expresara su opinión al respecto en las redes sociales.

"A mucha gente le gustaría ver a @Nigel_Farage representando a Reino Unido como embajador en Estados Unidos", dijo Trump en su cuenta Twitter. "¡Haría un gran trabajo!", añadió.

Farage, presidente interino del UKIP, el partido eurófobo y antiinmigración británico, y artífice de la victoria del Brexit, se reunió recientemente con el presidente electo en la Torre Trump de Nueva York.

"Fue un gran honor pasar un momento con @realDonaldTrump", tuiteó Farage tras aquel encuentro, junto a una imagen de los dos políticos. "Estaba tranquilo y lleno de ideas. Estoy seguro de que será un buen presidente", agregó.

El mensaje de Trump en Twitter es poco habitual puesto que son los gobiernos de los países representados los que designan a sus embajadores, y no la administración del país de acogida.

Reino Unido está buscando por su parte establecer vínculos con Trump, después de que numerosas destacadas figuras políticas criticaran al controvertido magnate durante la campaña electoral.