Los estadounidenses se preparan para pasar este martes una larga noche frente a la pantalla del televisor, a la espera de conocer al ganador de las elecciones presidenciales 2016.

Miles de personas ejercían su derecho al voto desde tempranas horas para elegir entre la demócrata Hillary Clinton, quien se alzaría como la primera presidenta del país, y el magnate Donald Trump. El vencedor obtendrá las llaves de la Casa Blanca en unas elecciones envueltas en escándalos sin precedentes en el país norteamericano.

¿Qué se necesita para ganar?

Un candidato a la presidencia debe obtener la mayoría absoluta de los 538 grandes electores, es decir 270.

En todos los estados, menos dos, el candidato que obtenga la mayoría de los votos se adjudica todos los delegados del estado, un esquema que elimina automáticamente los candidatos de los partidos pequeños y consolida el reinante bipartidismo de demócratas y republicanos.

En Nebraska y Maine, los delegados son atribuidos de manera proporcional.

Sigue la transmisión en vivo del proceso electoral en Estados Unidos aquí: