Liao Chien-tsung de 42 años, piloto del avión de TransAsia Airways, ha sido calificado por medios locales como "héroe" después de darse a conocer que su cuerpo se encontró sujetando firmemente los controles del avión.

Chien-tsung fue reconocido post mortem por el alcalde de Taipei, Taiwán, por haber "dirigido el avión entre bloques de apartamentos y edificios comerciales antes de aterrizaje forzoso del avión en un río ", según información del diario británico Telegraph.

El pasado miércoles 4 de febrero, el vuelo GE235 de TransAsia se estrelló después una falla eléctrica en los motores del avión, la cual sucedió 57 segundos después de haber despegado. De sus 58  pasajeros, al menos 31 perdieron la vida.