Empleados de diversos establecimientos de comida rápida salieron a las calles de Nueva York en demanda de mejoras salariales.

Los trabajadores reclaman una remuneración de 15 dólares la hora para los que tienen bajo salario.

De acuerdo al sitio hispantv.com, a la manifestación se sumaron trabajadores como lavadores de automóviles, cuidadores de niños y personal de aeropuertos que también están indignados por su situación laboral.

Se espera que decenas de estudiantes se unan a la marcha contra la explotación capitalista y a la cual  varias ciudades de la Unión Americana pretenden sumarse.