La llegada este domingo de una nueva tormenta de nieve al noreste de Estados Unidos provocó la cancelación de más de tres mil vuelos en el país hasta este lunes, según Flightaware y las webs de los aeropuertos norteamericanos.

Los aeropuertos más afectados desde la mañana del domingo y hasta ayer fueron las terminales aéreas de Chicago, Newark y LaGuardia en Nueva York y Boston. El 55% de los despegues y 48% de los aterrizajes en Newark fueron cancelados.

En Boston, los porcentajes eran de 54% y 45%, respectivamente. El aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York estuvo menos afectado, con sólo 16% de despegues y 6% de aterrizajes cancelados. El servicio meteorológico nacional informó de una "poderosa tormenta invernal" desde Ohio hasta Nueva Inglaterra, con nevadas de hasta 30 centímetros.

Las escuelas y los tribunales de Chicago permanecieron cerrados este lunes que amaneció con el cielo despejado y con un gran número de trabajadores tratando de despejar las principales avenidas de la nieve que llegó a acumular hasta 60 centímetros en el centro de la ciudad de los vientos.