Es uno de los hombres más ricos de Suecia y está causando polémica por la manera en que “ahorra” su dinero.

El fundador de Ikea, Ingvar Kamprad, está llamando la atención luego de que se diera a conocer que prefiere comprar productos lácteos que están a punto de caducar, en vez de los que están frescos y recién salidos al mercado.

"Le parece intolerable que se tiren los alimentos y las cosas que todavía pueden tener un uso", declaró uno de los trabajadores en un documental que muy pronto se estrenará en la televisión sueca.

Esta filosofía es la que intenta transmitir a sus empleados todos los años.

Por esa razón no es lo único en que ahorra Kamprad, quien esta a punto de cumplir 90 años (30 de marzo) y cuya fortuna se estima en 73 mil millones de dólares.

En una entrevista al canal TV4 de su país el millonario declaró: “No creo que haya una sola prenda de las que me pongo que no haya sido comprada en un mercadillo de segunda mano."

Además de que no es partidario de derrochar en peluquerías de lujo, por lo que prefiere cortarse el pelo en países en desarrollo.

Ese lado humano y ahorrativo de Kamprad ha llamado tanto la atención, que ha conseguido que lo señalen como un hombre tacaño, informó "El País".