Recientemente, una noticia sobre un nuevo caso de violencia con armas de fuego sacudió a Estados Unidos. Esta vez, fue el estado de Texas el escenario de la tragedia, donde una mujer identificada como Christy Sheats asesinó a sus dos hijas antes de ser abatida por la policía en plena calle.

El alguacial del condado de Fort Bend, Troy E. Nehls, reveló una de las partes más oscuras de esta historia: la verdadera razón del asesinato de las jóvenes.

De acuerdo con el canal CNN, Christy convocó a una reunión familiar con su marido y sus dos hijas el viernes 24 de junio en su casa en Fulshear. Jason Sheats, esposo de la mujer, pensó que ella le iba a decir a Taylor, de 22 años, y Madison, de 17, que se iban a divorciar.

Sin embargo, la mujer sacó una pistola y disparó en contra de las dos jóvenes. En conferencia de prensa, Nehls, citado por CNN explicó que Christy tuvo "suficiente tiempo y oportunidad" para matar también a su marido, "pero eligió no hacerlo".

Facebook

Foto:

"Él sintió que Christy quería que sufriera", dijo Nehls, repitiendo lo que Jason Sheats dijo. "El señor Sheats declaró que su esposa sabía cuánto quería a Taylor y Madison y cuánto ellas lo amaban (...) al matar a sus hijas, tendrá que vivir el resto de su vida con ese horrible recuerdo", continuó.

Jason Sheats dijo a la policía que su esposa sufría de depresión y que se encontraba tomando "numerosos" medicamentos. Además, agregó que Christy comenzó una "espiral descendente" después de la muerte de su abuelo en 2012, y que la muerte de su madre, dos meses más tarde, empeoró su estado.

Días antes del tiroteo, Christy tuvo una pelea con su hija mayor, a quien trató de castigar, pero el padre se opuso a la medida.

"Ella logró lo que se propuso hacer, que es hacerlo sufrir", dijo el oficial Nehls.