En una votación de cinco votos a favor y cuatro en contra, la Corte Suprema de Estados Unidos legalizó el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Con esta votación, los 50 estados del país, tienen que reconocer la unión entre las parejas homosexuales, si se niegan a respetar este derecho, será considerado una violación a la Constitución.

Entre los estados que no reconocían el matrimonio gay y ahora lo tendrán que hacer se encuentran: Alabama, Arkansas, Georgia, Kentucky, Louisiana, Michigan, Mississippi, Missouri, Nebraska, Dakota del Norte, Ohio, Dakota del Sur, Tennessee y Texas.

El juez Anthony Kennedy fue el encargado de anunciar la sentencia dictaminada por la Corte. Kennedy aseguró que las parejas homosexuales no deben ser excluidas de una de las instituciones más antiguas de la civilización, pues ellos también querían ser reconocidos ante la ley.

Según una encuesta realizada por Gallup, en la actualidad un 60% de la población estadounidense apoya la unión entre personas del mismo sexo.

Este suceso es histórico debido a que producirá el cambio más significativo en las leyes que rigen el matrimonio desde hace más de 50 años, informó el canal estadounidense “NBC News”.