Autoridades de Salud Pública de Inglaterra (PHE, por sus siglas en inglés) alertaron sobre un brote de gonorrea, enfermedad de transmisión sexual, que se ha hecho resistente a los medicamentos y se está expandiendo en el norte de Inglaterra.

Hasta el momento se han confirmado 12 casos en la ciudad Leed y otros cuatro en Macclesfield, Oldham y Scunthorpe. Pero se cree que algunos otros podrían no estar aún documentados.

PHE esta preocupada debido a que esta nueva cepa está generando una gran resistencia al antibiótico Azitromicina, que comúnmente se utiliza junto a Ceftriaxona para tratar la enfermedad.

De acuerdo con la cadena de televisión británica "BBC", los primeros casos de presentaron desde marzo. La Asociación Británica de Salud Sexual y VIH declaró que todos los casos han sido detectados en parejas heterosexuales.

Por lo pronto un equipo de control de enfermedades está analizando la anatomía molecular de la nueva cepa para encontrar la mejor manera de tratarla.