Las puertas de la ciudad de Harbin, en la provincia de Heilongjiang, China, abrieron este 5 de enero sus puertas al Festival Internacional de Esculturas en Hielo y Nieve.

Como desde 1963, en esta edición los artistas utilizarán la nieve, el hielo y la iluminación para echar a volar su imaginación y sorprender a los asistentes con sus creaciones.

"Las partes más difíciles de esculpir son la cara y los ojos", comenta en entrevista con el diario británico Telegraph, Ji Huailong, escultor originario de Harbin.

El festival estará abierto al público hasta el próximo 28 de febrero.