Aproximadamente una docena de ex militares de Francia se han unido a las filas del grupo yihadista Estado Islámico, de acuerdo a fuentes de defensa del país.

Se cree que estos militares son parte de los cientos de ciudadanos franceses que durante los últimos meses se incorporaron a Estado Islámico, según revelaciones de Radio Francia Internacional.

Las autoridades no han hecho declaración al respecto. El día de ayer, el Gobierno de Francois Hollande dio a conocer nuevas medidase en contra del terrorismo, las cuales incluyen la contratación de dos mil 680 empleados "antiterrorismo", la adquisición de mejores armas y ropa de protección para policías. Todo esto para vigilar a cerca de tres mil personas "por sus vínculos con yihadistas".