Un sismo de magnitud 6.8 se registró en Japón, esto según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico descartó que haya una alerta de tsunami tras el terremoto.

Inicialmente el sismo fue catalogado por el USGS como uno de magnitud 6.9, luego lo bajó a 6.8.