Un hombre de más de 60 años resultó herido, esto tras el ataque de un tiburón en la isla de Ocracoke. Este fue el séptimo caso registrado en el estado de Carolina del Norte, en pocas semanas.

Sarah Johnson, oficial del condado de Hyde, dijo que el hombre estaba nadando cuando se encontró con un tiburón de casi dos metros de largo.

El tiburón mordió al hombre en sus costillas, la cadera, la pierna y las manos. Cuando fue rescatado, lo trasladaron a un hospital cercano.

Según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones de la Universidad de la Florida, los Estados de Carolina del Norte y Sur han reportado 10 ataques en lo que va de este año.

La cifra de ataques de tiburones ha alertado a las autoridades de Carolina del Norte, ya que la mayoría han sido en sus playas, con un total de siete víctimas, en las que se incluyen dos niños amenazados el mismo día.

Cada año estos estados reportan poco más de seis víctimas por los ataques de estos animales.

El director del Programa de Florida para la Investigación de Tiburones, George Burgess, cree que las condiciones del agua y las sequías de estos meses son factores que contribuyen a los ataques de estos animales, informó el canal estadounidense “CNN”.