La segunda vuelta de las elecciones en Haití 2016, inicialmente previstas para diciembre del año pasado, no podrán realizarse el 24 de abril como se tenía previsto.

Según declaraciones del presidente del Consejo Electoral Provisorio (CEP), Leopold Belanger, "no se puede hablar de calendario electoral en la fase en la que nos encontramos".

Haití se encuentra sumido en una profunda crisis política desde que el proceso electoral fuera suspendido en enero, debido a las acusaciones de la oposición de un "golpe electoral" fomentado por el expresidente Michel Martelly.

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el 25 de octubre pasado, el candidato del gobierno, Jovenel Moisés, había recibido 32,76 por ciento de los votos frente al 25,29 por ciento del opositor, Jude Celestin, quien calificó esos resultados de "farsa ridícula".

Debido a la postergación indefinida de la segunda vuelta de las elecciones, Martelly completó su mandato el 7 de febrero sin entregar el poder a un sucesor electo.

Jocelerme Privert, que fungía como titular del Senado, fue elegido presidente interino el 14 de febrero para un mandato limitado a tres meses.

Pero el martes, el presidente del CEP argumentó que no está obligado a respetar ese plazo. "Como Consejo electoral, no participamos en ese acuerdo", explicó Belanger.

"Somos una institución independiente encuadrada en la constitución y la ley electoral: está claramente establecido que el consejo tiene la autoridad para decidir dentro de qué plazo se pueden celebrar las elecciones", afirmó.