El conflicto en Siria ha causado numerosas bajas civiles no solo como resultado de las acciones bélicas directas. Las enfermedades causadas por la falta de higiene también comienzan a registrarse en este país. Una de ellas es la miasis, una enfermedad causada por moscas que ponen sus huevos en las heridas abiertas en el cuerpo humano que producen larvas. Estas comienzan a devorar la carne humana.

Expertos sanitarios de la ONU han registrado al menos tres casos de esta dolencia en Duma, una ciudad ocupada por un grupo antigubernamental salafista que está asediada por el ejército. Por esta razón, el suministro de provisiones, medicamentos y agua potable ha sido reducido, informó el canal noticioso Al- Arabiya.

Es la primera vez que la miasis se registra en esta zona. Las moscas ponen sus huevos en cualquier parte del cuerpo y las larvas comienzan a crecer y a infestarlo. En humanos, la miasis puede causar fiebre, dolor de estómago e incluso ser fatal en algunos casos.

Damasco, la capital de Siria, está muy cerca del foco de esta nueva plaga.
Antes del conflicto consumía 350 mil metros cúbicos de agua diarios. Durante la guerra civil ha perdido dos tercios de su suministro de agua potable. Sin agua potable, las moscas pueden reproducirse y poner sus larvas carnívoras en el cuerpo humano.

Por esta razón, la misión sanitaria de la ONU ya lanzó una campaña de fomento de la higiene y el uso racional del agua disponible. Así se espera que esta enfermedad se siga propagando.