Un sismo de magnitud de 6.8 grados en escala Richter se registró en el norte de Japón.

El terremoto sacudió el mar, pero no hay peligro de tsunami, según informes del reporte Sistema Sismológico de Estados Unidos.