Un asteroide del tamaño de una montaña podría aproximarse a la Tierra en los próximos 150 años, reseñó el portal británico The Independent.

Según ese medio, el asteroide no representa una amenaza inmediata para la Tierra. Sin embargo, de chocar el impacto será mil veces más grande que el que cayó en Rusia en 2013.

"Necesitamos hacer un seguimiento permanente de este asteroide , porque incluso un pequeño error en los cálculos podría tener graves consecuencias", sostuvo Vladimir Lipunov, de la Universidad Estatal de Moscú y descubridor del asteroide.

Se indicó que la roca es de unos 400 metros de ancho.