El precandidato a las elecciones estadounidenses y gobernador de Wisconsin, Scott Walker, concluyó y se retiraró de la nominación de candidatos del Partido Republicano.

De acuerdo con el periódico estadounidense “The Washington Post”, Walker ha decidido poner alto a la campaña debido a falta de recursos.

Su campaña inició con buenos porcentajes en julio. Sin embargo, esta  gradualmente se fue deteriorando, opacada por la gran campaña del multimillonario Donald Trump.

En la encuesta recientemente realizada por la cadena estadounidense “CNN”, Walker solo recibió menos de la mitad del uno por ciento de los votantes en las primarias del Partido Republicano.

El exprecandidato convocó a una conferencia de prensa en Madison, Winsconsin, a las 18:00 hora del este, donde confirmó la noticia.