Distintos medios mexicanos han publicado que la reunión de la actriz Kate del Castillo con el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán tenía un motivo muy importante.

Al parecer, la mexicana es la encargada de producir y realizar la película autobiográfica el capo pretendía filmar desde antes de su fuga.

Según reveló un expediente de la Procuraduría General de la República (PGR), para concretar ese proyecto, la actriz no dudó en reunirse con el capo cuando éste se ocultaba en el Triángulo Dorado.

Pero no solo ella, la PGR señala que el actor estadounidense y dos veces ganador del Óscar, Sean Penn, también está involucrado en proyectos con el sinaloense.

La protagonista de la serie "La Reina del Sur" comenzó su relación personal con Joaquín Guzmán a partir del año 2014, pero ya desde enero de 2012 había manifestado su admiración por el famoso narco.

La investigación que realiza la PGR indica que la hija de Eric del Castillo fue contactada por los abogados de Guzmán Loera en 2014, cuando el narcotraficante se encontraba preso en el penal federal El Altiplano, con el propósito de que se convirtiera en la productora de una película y de un libro para narrar la vida del criminal.

Autoridades de justicia de Estados Unidos también realizan una investigación en torno a Kate del Castillo por posible obstrucción a la justicia y conspiración, al descubrirse esta relación.