Las autoridades eclesiásticas católicas de Filipinas sancionaron a un sacerdote por utilizar una patineta de última generación durante la misa de Nochebuena.

El reverendo Albert San Jose se disculpó por sus acciones, que fueron grabadas en video y difundidas en YouTube, indicó la diócesis de San Pablo, al sur de Manila.

El video muestra al sacerdote en una sotana blanca, deslizándose entre los bancos de la iglesia sobre la patineta eléctrica de dos ruedas —llamada también hoverboard— mientras canta un villancico. Algunos miembros de la sorprendida congregación aplauden mientras cuando gira y retrocede.

Esto sucedió poco antes de la bendición final en la misa de la iglesia en la ciudad de Binan.

El incidente "estuvo mal" y el sacerdote "estará fuera de la parroquia y se tomará algo de tiempo para reflexionar en este suceso", indicó la arquidiócesis.

"No se trata de una celebración personal donde uno caprichosamente lleva algo para llamar la atención de las personas", agregó la institución.

El sacerdote no ha sido localizado para comentar al respecto.