Dos familias de monos en peligro de extinción fueron robadas de un zoológico en el centro de Francia el fin de semana.

Los ladrones entraron en el zoológico de Beauval, ubicado en Saint-Aignan, la noche del sábado evitando las cámaras de seguridad y patrullas, y se llevaron a siete monos tití león de oro y a 10 monos tití plateados, aclaró Rodolphe Delord, director del zoológico.

Delord aclaró que los ladrones se llevaron a los animales en cajas de madera, en las que dormían en grupos familiares.

Estos son monos extremadamente raros y frágiles, son parte de programas de cría internacionales. Los tití león dorados pertenecen al gobierno de Brasil. Se trata de especies muy amenazadas.

"Los ladrones eran expertos. Ellos sabían exactamente que tomar", mencionó Delord. La policía francesa y los servicios veterinarios también han sido informados.

El robo constituye una pérdida de cerca de casi 228 mil dólares, estiman los funcionarios, informó el canal estadounidense "CNN".

Las preocupaciones están principalmente enfocadas a la salud de los monos, que requieren una dieta estricta y sólo se les permite ser de propiedad y vendidos por los especialistas. Uno de los tití león dorado también tiene una lesión en su cola que necesita atención diaria.