Con su participación en la campaña "Vámonos respetando", Rigoberta Menchú desea rendir homenaje otras mujeres que como ella han rechazado la violencia.

La Premio Nobel de la Paz 1992 sumó su voz a la de figuras públicas como las cantantes María León, Paty Cantú y el dúo Ha(asterisk)Ash, para apoyar un proyecto impulsado por la organización México Unido contra la Delincuencia y la iniciativa privada, que busca erradicar la violencia, incluyendo la de género.

"He sido una mujer que me ha tocado hacer frente a ese sentimiento, cuando alguien te anula, cuando alguien te insulta, cuando alguien te empuja, cuando alguien te desacredita de una manera brutal", dijo Menchú el miércoles, durante una conferencia de prensa realizada en la Ciudad de México donde se presentó la iniciativa en la que también participan la comediante Dalilah Polanco, y las periodistas Fernanda Tapia, Paola Rojas y Yuriria Sierra.

La luchadora social afirmó que el compromiso más importante que enfrenta, como persona y figura pública, es no permitir ningún tipo de agresión.

La campaña "es un llamado a todo el mundo para que luchemos en contra de la violencia, la violencia física, el maltrato intrafamiliar, así como también la violencia verbal, el bullying, la burla, la exageración, porque para muchas de nosotras ha sido nuestra experiencia, año con año, más de tres décadas, en el caso mío", señaló la activista de 57 años.

Como parte de las actividades de dicha iniciativa, que llegará a 13 ciudades de México a partir del 23 de agosto, se colocarán carteles con la imagen de las figuras participantes en 700 parabuses en la capital mexicana.

"Creo que esta campaña nos convoca a las mujeres lideresas, pero también a volcar nuestra mirada juntos y juntas hacia los actos tan brutales que pasan alrededor de nosotros en nuestras casas, en nuestras familias", apuntó Menchú, en una breve entrevista aparte con The Associated Press.

"La humanidad es hermosa, y seguramente la haremos hermosa si vivimos sin violencia", dijo la luchadora social.

Tras haber pasado una dura infancia y juventud, en medio de la guerrilla, la pobreza y la represión en su natal Guatemala, Menchú ha sido reconocida mundialmente por su activismo a favor de los derechos indígenas.

La violencia de género en México ha alertado a instancias gubernamentales e internacionales como Amnistía Internacional. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las agresiones físicas y psicológicas en contra de las mujeres son un problema de gran dimensión y una práctica social que se ha extendido en el país.

El organismo señala que 63 de cada 100 mujeres mexicanas de 15 años en adelante han experimentado al menos un acto de violencia.