Lauren Sourisseau, editor de la revista satírica francesa Charlie Hebdo, declaró en una entrevista que no volvería a publicar caricaturas de Mahoma.

“Hemos hecho nuestro trabajo. Hemos defendido el derecho de caricaturizar. Ahora es momento de estar fuera" dijo Sourisseau.

Seis meses después del ataque a los caricaturistas y trabajadores de la revista, Sourisseau declaró que ellos dibujaban a Mahoma con la intención de defender su libertad de expresión. Sin embargo, le parece extraño que la gente espere que los caricaturistas ejerzan una libertad de expresión que nadie se atreve a ejercer.

Sourisseau salvó su vida después de haber fingido estar muerto. “Cuando todo terminó, no escuche ningún sonido, ni una queja, nadie lloriqueando. Entonces comprendí que la mayoría estaban muertos”, dijo.

El pasado 7 de enero, dos hermanos yihadistas atentaron contra las oficinas de redacción de la revista Charlie Hebdo en París, Francia. En el ataque murieron 12 personas, incluidas el editor de la revista en ese momento, Stéphane Charbonnier, informó la revista alemana "Stern".