Ken Wharfe, exguardaespaldas de la princesa Diana de Gales, publicó un libro en el que explica la obsesión de la fallecida con un vibrador, objeto que apodó como "Le Gadget".

"Lo llevaba a todas partes. Viajaba fuera del Reino Unido y no se lo olvidaba. No solo era su juguete sexual, sino que además era su amuleto de la suerte", reveló el hombre cercano a la mamá del Príncipe William.

De acuerdo Wharfe, durante un viaje a Nepal, Lady Di olvidó el vibrador en un cajón del Palacio de Buckingham e hizo que se lo llevaran en una valija diplomática a la embajada británica en Katmandú.

Todas estas revelaciones fueron publicadas en su libro "Diana: A Closely Guarded Secret", en el cual el hombre que más cerca estuvo de la realeza británica cuenta secretos íntimos de la Princesa.