La beneficencia Animal Defenders International (ADI) rescató a 33 leones que eran obligados “actuar” en circos ilegales de Perú y Colombia.

La organización aseguró que la mayoría de los felinos tenían sus dientes y garras destrozados, para evitar que se defendieran, además de que sufren de desnutrición y estrés por el encierro.

Entre las víctimas se encuentra un león llamado José, que fue capturado en África y llevado a Perú donde “actuaba”.

Con los años el gran felino desarrollo cataratas. Sin embargo, se le negó el tratamiento médico por lo que perdió su ojo derecho.

ADI tiene planeado alquilará un avión Boeing 747 para transportar a los 33 leones con un equipo de veterinarios desde Lima a Johannesburg a finales de octubre.

La mayoría de los leones se encontró en Lima, Perú, solo nueve fueron rescatados de Colombia. Todos serán trasladados a un santuario de animales en Sudáfrica, informó el periódico británico "Daily Mail".