Este martes, diversos equipos de rescate buscaron sobrevivientes del crucero turístico que naufragó con 456 personas abordo a causa del ciclón que azotó el río Yangtze, en China.

Más de 110 botes y seis helicópteros se dieron a la tarea de encontrar sobrevivientes. A ellos se les unieron 180 buzos de la marina.

Más de 24 horas después del naufragio, solo han sido rescatadas 14 personas y se han recuperado siete cuerpos, pero aún más de 430 personas permanecen desaparecidas.

El capitán del buque y el jefe de máquinas estuvieron entre los primeros en ser rescatados y fueron detenidos por la policía para ser interrogados.

Después del naufragio, un grupo de personas nadó para salvarse y otros fueron recogidos en el río,  mientras que otros han sido rescatados del interior del buque. La mayoría de los pasajeros eran personas que oscilaban entre los 50 y 80 años.

Los trabajos de rescate continuarán toda la noche. Se teme que la lista de fallecidos supere el hundimiento de un ferry en Corea del Sur en abril de 2014, cuando 304 personas se ahogaron, informó el periódico estadounidense “The Washington Post”.