El polémico candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, se quedó sin una de las personas más importantes en su intento de suceder a Barack Obama: Roger Stone, su coordinador de campaña. 

Tras el reporte de que había sido despedido por Trump, Roger Stone publicó en redes sociales: "Lo siento, pero Donald Trump no me despidió. Yo lo despedí en desacuerdo por sus comentarios sobre Megyn Kelly". 

Y es que el pasado jueves, durante el primer debate presidencial de los aspirantes republicanos, la presentadora de Fox News cuestionó críticamente a Trump, a lo que este respondió: "seguro estaba sangrando de los ojos... o sangrando de todas partes", refiriéndose al periodo menstrual de la conductora. 

"Tuvimos una excelente campaña y Roger quería usarla para su publicidad personal. Él tiene un número considerable de artículos periodísticos sobre él y el Sr. Trump quería mantener el foco de la campaña en cómo convertir de nuevo a Estados Unidos en una gran nación", explicó un vocero del magnate, refiriéndose al despido de Stone. 

Sigue a la cabeza

De acuerdo a información difundida este domingo, a pesar de sus expresiones calificadas de machistas contra la presentadora de Fox News y después del primer debate republicano, Donald Trump continúa siendo el primer lugar entre los aspirantes republicanos. 

El 23% de los partidarios republicanos votarían por Trump. Le sigue Ted Cruz con el 13%, Ben Carson con el 11% y Carly Fiorina y Marco Rubio con el 8%. Jeb Bush, hermano del expresidente George Bush, dejó de estar entre los cinco primeros puestos, cuando la semana pasada ocupaba el segundo lugar, informó NBC News