Esta semana Reino Unido aplicó la revisión de pasaportes de las personas que abandonan el país como medida para controlar la inmigración y los movimientos de delincuentes y sospechosos de actividades terroristas.

Durante el primer mes se revisarán 25% de los pasaportes, después la verificación se incrementará a 50% y para mediados de junio se completará el 100%.

En esta revisión entran todos los pasajeros que salen del Reino Unido por aire, mar y ferrocarril tanto de rutas internacionales como comerciales.

De acuerdo a BBC, el Gobierno afirmó que los controles de salida son "predominantemente una herramienta de la inmigración", ya que da una imagen global si las personas dejan el Reino Unido cuando deben hacerlo.