El príncipe de Arabia Saudita, Alwaleed Bin Talal desató la polémica al prometer en Twitter automóviles marca Bentley a los 100 pilotos sauditas que participaron en los ataques aéreos de la operación Tormenta Decisiva, en Yemen.

“Felicito a nuestros sabios líderes por la victoria de la operación Tormenta Decisiva y por el comienzo de la operación Restauración de la Esperanza”, escribió el príncipe saudita, después del anuncio de una nueva fase militar.

El tuit ahora eliminado publicado por Bin Talal también decía: “Para recompensar a los cien pilotos sauditas que han participado me complace hacer entrega de 100 automóviles Bentley”.

Sin embargo, la operación militar de la coalición árabe ha sido muy criticada debido a las numerosas víctimas que ha causado. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, al menos 944 personas han sido asesinadas y tres mil 487 resultaron heridas durante las últimas semanas de violencia en Yemen.

Bin Talal, de 60 años, es el miembro más rico de la monarquía saudí y uno de los hombres más ricos del mundo. Su fortuna asciende a casi 23 mil millones de dólares, con inversiones en empresas como Citigroup, Apple y Time Warner, según el sitio web de noticias International Business Time.