La Agencia Nacional de Crimen del Reino Unido (NCA, por sus siglas en inglés) comunicó que tras una investigación atrapó a siete hombres que formaban parte de una red de pedófilos que transmitía los vídeos de sus ataques en la web.

Los nombres de los delincuentes son: John Denham de 49 años, Matthew Stansfield de 34 años, Robin Hollyson de 30, Christopher Knight de 35, Adam Toms, de 33, David Harsley de 51 y Matthew Lisk de 32 años.

Sus datos se dieron a conocer después de un juicio, en el que al menos el último mencionado se declaró culpable de los cargos que se le adjudicaban. Todos ellos enfrentan penas de cárcel significativas y algunos podrían se encarcelados de por vida.

En total se les adjudicarán más de 30 cargos, entre ellos la violación de menores, conspiración para violar a un pequeño, la actividad sexual con un menor y la administración de una sustancia contra de tres víctimas.

Los miembros del grupo fueron descritos como expertos en relacionarse con las familias de las víctimas, incluso entablaban relaciones con las mujeres embarazadas para abusar de sus bebés.

Según Graham Garden, subdirector de investigación de la NCA, aclaró que los hombres no se relacionaban entre sí cuando no estaban realizando un abuso sexual, todos pretendían tener vidas respetables.

“Ellos no se destacan como monstruos, pero son monstruos disfrazados. Rara vez vemos el comportamiento criminal que involucra el abuso sexual de los niños llegar hasta este grado”, mencionó Gardner según informes de la NCA.

La NCA lanzó está investigación, con nombre en código Operación Voicer, en septiembre pasado después de Toms contactó a la policía y confesó que había abusado de un niño.