Alumnas de una escuela secundaria en Taiwán recrearon “La noche estrellada” de Van Gogh con 30 mil tapa de botellas.

La obra mide 5,4 metros de largo (17 pies) y 3,6 metros de ancho (11 pies).

Para armar completa la pieza les tomo soló 50 minutos, trabajando en pequeños grupos que formaban paneles que luego se unen entre sí.

El maestro Wu Qingchuan, declaró que el propósito de este trabajo era enseñarle a las menores sobre el reciclaje y el trabajo en equipo.

La recolección de tapas les llevó todo el verano pues además de buscarlas había que limpiarlas, informó "BBC".